Mensaje del Presidente

Estimados amigos y colegas de los CVBs de Latinoamérica y el Caribe.

Hace más de ocho años, cuando nos autoconvocamos para concretar el Primer Encuentro Latinoamericano de CVBs, en el mes de septiembre de 2008, en la ciudad de Rosario (Argentina), comenzamos a recorrer un camino de inquietudes, intercambios, sugerencias y aprendizaje, que nos condujo a la necesidad de agruparnos formalmente en lo que hoy es nuestra Asociación, hecho que se cristalizó con el Acta Fundacional en la ciudad de Bogotá (Colombia), en el marco del 5º Encuentro, en noviembre de 2012, y que 4 años después se ratificó con el Acta Constitutiva en la ciudad de Guadalajara (México), en marzo de 2016.

Y había varias razones. Pero sobre todo una de ellas, que indudablemente nació desde el mismo momento en donde reconocimos que cada CVB cuando se conforma, se somete a sus funciones primordiales y a sostenerse en el tiempo en pro de su destino, y eso fue y es la determinante clave para nuestros objetivos.

Todos trabajamos para nuestros destinos, para desarrollar la sociabilización de nuestras entidades y metas en las ciudadanías de las que formamos parte, para hacer entender que la industria de las reuniones es una exitosa excusa y realidad al mismo tiempo, para la formación de muchos recursos humanos, con alto valor agregado por el impacto económico y social que produce, con ilimitadas maneras de auto recrearse para venderse y crecer.

Y esto es también competencia, y para practicarla debemos ser éticos, auténticos, profesionales, institucionalmente conscientes de que representamos a nuestros destinos, en su conjunto, no solo a un sector. Por eso nos unimos, porque lo vivimos día a día, porque hoy las comunicaciones nos permiten ser más dinámicos y versátiles, en un mercado donde la velocidad, la capacidad de respuesta, y la permanente actitud de sorprender son una cuestión común y sabida.

Y unirnos significaba trabajar con planes serios y consistentes en el tiempo, para que no solo crezcamos como entidades claves en nuestros destinos, sino también para que nos vean asociados en esa misión en Latinoamérica y el Caribe, una de las regiones del planeta con más crecimiento y atracción en la industria.

Nuestra entidad es absolutamente integrativa, y así lo demuestran sus estatutos y reglamentos. No hace falta abonar cuota alguna para ser miembro, porque de hecho, el solo existir como CVB, ya le permite ser parte del conjunto.

Son muchas las tareas que nos planteamos desarrollar, con compromiso, continuidad y horizonte a largo plazo. Es un honor que nos acompañen varios líderes indiscutibles de la industria tanto en el Consejo Directivo como en los Honorarios Consultivo y Académico que se han conformado, y estamos seguros que juntos todos estamos haciendo un verdadero "push" a la región.

Seguimos trabajando, comenzamos institucionalmente hace poco. El camino que tenemos por delante es el que queramos imaginar.

Un cordial saludo a todos, y no duden en contactarnos.



Miguel J. Harraca – Presidente 2016-2018