Historia

La historia de los CVBs en el mundo se origina en 1896 cuando un provocador periodista, Milton Carmichel, recién llegado a la ciudad estadunidense de Detroit cuestionó la pasividad de los empresarios locales frente a las oportunidades de negocios que se presentaban con la realización de eventos profesionales. A esa época, la promoción de ferias comerciales, convenciones de ventas para representantes, seminarios para lanzamiento de productos se mostraban como eficaces herramientas de divulgación y comercialización de los productos excedentes, recurrentes de los avances tecnológicos proporcionados por la Revolución Industrial.

La provocación de Carmichel dio resultado y un mes después de la publicación del artículo, se conformaba la Detroit Businessmen League que representaba a los hoteleros locales, con el objetivo de promocionar el destino como ciudad ideal para realización de convenciones y ferias y que tuvo a Carmichel como Secretario de Convenciones.

La iniciativa de Detroit fue un éxito, y varias ciudades norteamericanas y europeas siguieron su ejemplo. Casi 20 años después, se fundaba una Asociación que reunía 20 entidades de estas características para la discusión de temas de interés común, intercambio de experiencias y conocimientos, a la que se denominó International Association of Convention & Visitors Bureaus - IACVB. La palabra "Visitors" fue incorporada para designar el posicionamiento de los bureaus en relación a su foco sobre los turistas de ocio. Actualmente la misma entidad se denomina DMAI - Destination Marketing Association International (Asociación Internacional de Marketing de Destinos - www.destinationmarketing.org), demostrando que los CVBs pasaron a actuar como los grandes y reconocidos gestores de marketing de las localidades que representan.

La historia que a nosotros nos toca narrar es reciente. Todo comenzó en el año 2008, desde el sueño y el trabajo de un CVB de Argentina, precisamente de la ciudad de Rosario, quien se dio a la tarea de organizar y convocar al Primer Encuentro Latinoamericano de Convention & Visitors Bureaus.

Fue en el mes de septiembre de ese año donde más de 46 CVBs de distintos lugares de la región (incluido el Caribe) representados por 198 personas se reunieron en los salones de la Bolsa de Comercio de Rosario, en un ambiente cálido, profesional, con el entusiasmo de pensar como deberían seguir estos encuentros, a la vez de marcar los primeros objetivos que se debían perseguir.


Primer encuentro 2008

Con el correr del tiempo, en los distintos encuentros anuales, se respetó la esencia que hoy sigue vigente. El deseo de unirnos para el intercambio, la formación profesional y la promoción de la región, entre otras tantas y lógicas metas que esta industria impone día a día a los destinos.

Luego de las ediciones de Rosario – Argentina (2008), Belo Horizonte – Brasil (2009), Asunción – Paraguay (2010) y Salta – Argentina (2011), nos propusimos seguir estrechando vínculos, conocimiento, y sustentar los objetivos desde la lógica que se iba planteando, organizarnos y conformar definitivamente un ámbito institucional al que se denominaría Convention and Visitors Bureaus de Latinoamérica – Asociación Civil.

Y fue en el 5º Encuentro realizado en la ciudad de Bogotá (Colombia) en noviembre de 2012, donde nuevamente se puso de manifiesto el interés asociativo y mancomunado, esta vez firmando el Acta Fundacional que dio lugar al comienzo formal de nuestro trabajo para consolidar la organización interna y legal durante 2013 para arribar al 6° Encuentro con definiciones claves y concretas para el futuro de nuestra organización.

En 2012, los CVBs fundadores fueron:

Bogotá (Colombia), Cartagena de Indias (Colombia), Florianópolis (Brasil), João Pessoa (Brasil), Guadalajara (México), León (México), Medellín (Colombia), Monterrey (México), Quito (Ecuador), Asunción (Paraguay), Rosario (Argentina), San Luis (Argentina), Santiago (Chile), Tucumán (Argentina), y Uberlândia Brasil).


Y llegó el 6° Encuentro en Florianópolis, Brasil, en diciembre de 2013, donde líderes y representantes indiscutidos de la industria en Latinoamérica y el Caribe, nuevamente se dieron a la cita, y rubricaron su compromiso esta vez con el Acta Constitutiva y aprobación de los Estatutos y Reglamentos, donde se incorporó definitivamente el concepto de Latinoamérica y El Caribe, eligiendo oficialmente a su Consejo Directivo para los siguientes dos años, oportunidad en donde se ratificaron muchos de los compromisos asumidos así como la composición de sus Consejos Honorarios Consultivo y Académico.